Nokia 7280: Móvil más feo de la historia

Nokia 7280: el móvil más feo de la historia

Es el móvil más feo de la historia pero, ¿Es un móvil?

Sí, este es el móvil más feo de la historia pero cuesta creer que fuera un Nokia en pleno apogeo de la marca. Es posible que mucha gente no sea consciente de lo que era Nokia en el ámbito de los móviles. Básicamente, la Apple de finales de los 90, principios de los 2000. Tener un Nokia molaba y modelos como el 3310 o el 8210 están en la memoria colectiva como modelos de leyenda. 

Como dato curioso, baste decir que Nokia aportó el 25% de crecimiento del PIB a Finlandia entre 1998 y 2007. Una auténtica locura. ¿Qué pasó ese 2007? Que un señor llamado Steve Jobs se sacó del bolsillo un teléfono inteligente al que llamó iPhone y, directamente, enterró a Nokia y gran parte de su legado. 

Dicho lo cual, modelos como este Nokia 7280 bien le podrían haber valido la bancarrota a la empresa finlandesa. Un móvil más feo que un frigorífico por detrás que, para empezar, deja dudas sobre su propia presencia. Y es que, ¿es realmente un móvil? ¿Es una funda de gafas? ¿Qué demonios es? Vamos a intentar entender qué se le pasaba por la cabeza a Nokia para lanzar semejante mojón. 

¿Por qué tanto odio?

Antes de que un modelo de móvil salga al mercado, lógicamente pasa por muchas manos y debe recibir muchas aprobaciones. Bien, pues el Nokia 7280 pasó todas, dejando claro que en Nokia en 2004, por mucha buena fama que tengan los nórdicos, trabajaba mucho sinvergüenza.

Es la única explicación que se puede dar a que nadie, absolutamente nadie en la empresa, parase esta locura a tiempo. A ver, ¿un móvil inspirado en una barra de labios? ¿En serio? ¿Y por qué no en una piña? ¿O en un lata de tomate triturado? ¿Por qué tanto odio?  

Nokia 7280: el móvil más feo de la historia
El Nokia 7280 era tan pequeño que parecía un busca

Baste decir que si un juez te ve ese móvil en pleno juicio por la custodia de tus hijos, da por seguro que jamás volverás a verlos. Por suerte, han pasado más de dos décadas desde el lanzamiento del Nokia 7280 y su recuerdo se ha perdido en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Hay gente que solo quiere ver el mundo arder. 

Nokia Lipstick... ¡sin teclado!

Este modelo, lanzado en 2004, fue llamado Nokia Lipstick y formaba parte de la Gama Fashion dirigida por David LaChapelle. La revista Fortune se atrevió a colarlo en una lista de los mejores productos del año. Seguro que en listas anteriores habían colado cosas como los vídeos Betacam, las hombreras, las camisas arrugadas o la corbata/piano. No tenemos pruebas, tampoco dudas. 

¿Cómo puede estar entre lo mejor del año un móvil sin teclado? Sí, el Nokia 7280 no tenía teclado. En tal caso, ¿cómo se escribía? Con una pequeña rueda y el control por voz extensivo. Ni que decir tiene que acababas lanzando el móvil por la ventana, antes de terminar un mensaje sencillo. 

Para abrirlo, tenías que deslizarlo y así dejaba ver una pequeña pantalla de 208 x 104 píxeles en la que, a poco que tuvieras problemas de vista, no veías lo más mínimo. 

Eso sí, tenía cámara VGA, Bluetooth, radio FM e infrarrojos. Guau. Con esto, de paso, valoraras más lo que tiene ahora tu móvil aunque, las cosas como son, en 2004 la telefonía móvil era un campo yermo por explorar. Por cierto, si realmente valoras tu móvil y necesitas un servicio técnico de confianza, no dudes en contactar con Reparar Ordenadores

Incómodo, nada práctico... ¡y feísimo!

El móvil era muy pequeño (11,5 x 3,2 x 1,9 cm) pero, en su descargo, diremos que era la época del minimalismo y los móviles mini arrasaban. 

Dicho lo cual, la pantalla de este Nokia 7280 era ínfima. Y a pesar de todo, este móvil ganó varios premios por su diseño, más sospechosos que los ojos rojos de tu cuñado y su presunta alergia. El móvil más feo de la historia era un referente de elegancia. Vivir para ver. 

De hecho, en Nokia insistieron en su apuesta y, un año más tarde, lanzarían el Nokia 7380. Más moderno, más elegante y algo menos feo pero igual de poco práctico. 

 

Nokia 7380: el móvil más feo de la historia
El móvil más feo de la historia tuvo sucesor: Nokia 7380

¿Cuánto valía?

A estas alturas, confiamos en que te estés preguntando cuánto valía el Nokia 7280 en 2004, cuando llegó al mercado. Ni más ni menos que 600 euros, lo que le llevó a ser uno de los móviles más caros del mercado. 

Por contextualizar, hoy en día serían en torno a 1.200 euros. Poca broma. 

La pregunta es, ¿qué crees que hicieron con el Nokia 7380 del año siguiente? ¿Lo subieron o lo bajaron de precio? Lo subieron 50 euros, hasta los 650 euros. Y es que, aunque cueste creerlo, las estimaciones indican que se vendieron entre 1 y 2 millones del Nokia 7280 y entre 1,5 y 2 millones del Nokia 7380. 

¿Cómo puede ser? Por postureo. Los usuarios buscaban un móvil de diseño, elegante, rompedor y diferente. Si era más o menos cómodo les daba igual, al menos hasta que tenían que usarlo. Lo que parece que todo el mundo olvidó u obvió por aquel entonces, es que el Nokia 7280 ya era y sigue siendo el móvil más feo de la historia. 

Los mejores antivirus 2024 - Kaspersky

Tal vez te interese: 

Los mejores antivirus 2024

Te puede interesar...

en_GB
Scroll al inicio