Reparar Ordenadores

Reparar iMac

Reparar iMac - Portada

Reparar iMac: ¿Qué le pasa a mi ordenador?

¿Necesitas reparar iMac? Tu ordenador Apple funcionaba bien, como siempre. Nunca te había fallado y un día, sin más, deja de hacer su trabajo. ¿Qué ha pasado? Es posible que desde Cupertino hayan activado la obsolescencia programada de tu iMac de 2012. Es posible que Bill Gates haya enviado un virus para trolearte por ser de Apple o, quizás, tu ordenador necesita una revisión y puesta a punto, tras muchos años de tralla. 

A veces, todo es más simple de lo que imaginamos. Para empezar, los aparatos electrónicos se rompen, más pronto que tarde. Para continuar, al menos en el caso de reparar iMac, no te va a salir tan caro, ni vas a estar tanto tiempo sin tu ordenador como estás imaginando. Es más, si vives lejos de nuestro taller de Reparar Ordenadores, incluso a cientos de kilómetros, puedes enviar el  iMac a nuestro taller para poder repararlo. 

¿Cómo lo ves? ¿Te contamos?

Tal vez te interese: 

Los mejores ordenadores Lenovo

Reparar iMac: Problemas habituales

Seguramente, cuando hayas tenido necesidad de arreglar tu iMac, hayas pensado que el universo confabula contra ti, que tienes más mala suerte que nadie y que los astros se alinean para fastidiarte. La realidad es bien distinta. De hecho, te vamos a mostrar los problemas habituales que llevan a miles de iMac a ser arreglados a diario. Básicamente, no estás solo en tu desgracia. 

Reparar iMac: No se enciende

Aprietas el botón, te vas a por algo de comer mientras arranca y, cuando vuelves, sigue apagado. ¿Por qué? Puede ser la fuente de alimentación, puede ser algún componente interno, también puedes tener un problema en la placa base. En este caso, lo más importante es que descartes la opción de los martillazos o los golpes. No va a funcionar. 

Reparar iMac - No enciende
Reparar iMac - ¿Y si no enciende?

Reparar iMac: Va muy lento

Si tu iMac va lento, algo falla. Y si no va a mejor, toca arreglarlo. ¿Qué puede ser? Es posible que tengas que ampliar la Memoria RAM, o cambiar el disco duro por un SSD para mejorar el rendimiento. Eso o abrir un poco la ventana para que los 70º de tu habitación bajen y con ellos, la temperatura del ordenador. 

Reparar iMac: Manzana permanente

Cuando enciendes el iMac y éste se queda con la pantalla en gris, es inquietante. Cuando es la manzana la que se queda de forma permanente en pantalla, asusta. Parece que te estén vigilando desde Cupertino. Y no es así (nos obligan a decir eso. ¿Quiénes? ¡ELLOS!). 

La solución puede pasar por volver a instalar el sistema operativo, que falle la placa base o el disco duro. Sea lo que sea, tiene solución. 

Reparar iMac - Manzana permanente
Reparar iMac - Recuerda: no debe quemar

Reparar iMac: Pantalla rota o rallada

¿Cómo puede romperse la pantalla de un iMac? Pregúntale a tu cuñado que te puede contar 1.000 formas y asegurar que le ha pasado todas y cada una de ellas. 

Si la pantalla no está rota pero la imagen no es nítida, es posible que la tarjeta gráfica esté pidiendo sepultura. Nosotros se la damos con honores y buscamos sustituta a la altura. 

Reparar iMac: Altas temperaturas

A ver cómo lo explicamos: un iMac no debe calentarse al punto de poder hacer filetes sobre él. Sus ventiladores evitan que el calor se acumule, así que si tu ordenador quema, tienes un problema y no es el calor que desprende. 

En este caso, es posible que la acumulación de polvo, pelusas, pelos, suciedad, comida y suciedad en general, pueda llevar a un mal funcionamiento de algún elemento. Si esto te pasa, hay que arreglarlo cuanto antes. 

Reparar iMac - Manzana permanente
Reparar iMac - Se me cayó el Frapuccino

Reparar iMac: Se ha mojado

Sin entrar en la diferencia entre se ha mojado y lo he mojado, te diremos que es una de las averías más habituales para reparar iMac

Es más, si lo que se te ha caído encima del iMac es un Frappuccino Green tea Matcha de Starbucks, piensa que esa bebida desperdiciada va a salir casi más cara que arreglar tu ordenador. 

Reparar iMac en Reparar Ordenadores

Dicen que el movimiento se demuestra andando pero, ahora mismo, por mucho que andemos, no nos vas a ver, así que optamos por otros elementos para darnos a conocer. 

¿Cuáles? El primero, un presupuesto gratuito y sin compromiso para que sepas cuánto costará el trabajo desde antes de comenzar. Sin sustos, sin puñaladas, sin porcentaje de propina, sin conceptos raros y sin pequeños infartos de miocardio. Tan sólo tienes que ponerte en contacto con Reparar Ordenadores y preguntarnos. 

Además, como te hemos comentado, si no eres de Madrid, puedes enviarnos el equipo mediante mensajería. ¿Qué más quieres? Ah, claro, no habíamos caído en tu Frappuccino Green tea Matcha pero, sintiéndolo mucho, no vamos a poder. Que el iMac pesa lo suyo y la podemos liar. 

Te puede interesar...

es_ES
Scroll al inicio